El home office, ¿llegó para quedarse?: hablan las empresas, comparten sus experiencias y anticipan «cómo sigue»

 

La pandemia obligó a las firmas a mandar a sus empleados al hogar. Para alguna, es una metodología recurrente; para otras, no tanto. ¿Cómo se adaptaron?

Por Rocío Bravo

EMPLEO 4.0

Antes de la cuarentena, apenas el 1,6% de los trabajadores argentinos trabajaba de manera remota, según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Consultoras estiman que son 970.000 personas las que venían utilizando esta modalidad.

De ese total, 170.000 directamente no asistían a la oficina o lo hacían muy de vez en cuando, mientras que las 800.000 restantes eran teletrabajadores mixtos. Es decir, combinan tareas a distancia con presenciales.

Si bien el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social determinó en los primeros días de marzo una licencia excepcional para habilitar el home office, el Gobierno terminó decretando el «aislamiento social, preventivo y obligatorio», por lo que el uso de la modalidad se disparó.

De acuerdo con Telecom, el uso de aplicaciones de videoconferencias se incrementó 110% durante la cuarentena, en tanto que el tráfico de las redes privadas virtuales (VPN) creció más de un 30%. En tanto, Adecco remarca que el 50% de las compañías autorizó esta modalidad para todas aquellas posiciones que puedan hacerlo.

«En este momento, el trabajo remoto es un imperativo, gobiernos y empresas no tienen otra alternativa que promoverlo e implementarlo por el bien de las personas y la continuidad de los negocios», dice a iProUP Silvina Moschini, presidenta y fundadora de TransparentBusiness.

Cómo lo usan las empresas

Las opciones de teletrabajo están disponibles desde hace varios años, pero a medida que han ido mejorando las comunicaciones esas opciones se han vuelto más eficientes y económicas para las organizaciones. También han evolucionado los aspectos de seguridad a través, por ejemplo, del uso de VPN para garantizar acceso y flujo de información segura.

«En nuestra opinión, el problema no está tan relacionado a la tecnología sino más bien a los aspectos culturales y de procesos de las compañías. Trabajar en forma remota requiere una cultura de trabajo colaborativa y la disposición de procesos que faciliten compartir información entre diferentes áreas de la empresa y, obviamente, tener sus aplicaciones preparadas para esta modalidad», señala a iProUP Alejandro Bianchi, Presidente de Liveware IS.

Las opciones que pueden usar las firmas son variadas y orientadas a su tamaño y particularidades de la operación: desde sistemas altamente sofisticados, como los que ofrecen empresas como Cisco, hasta productos de costos relativamente bajos o gratuitos, como Microsoft Teams, Google Hangouts y Drive, Zoom y Skype, entre otros.

«En sede central, donde contamos con 250 colaboradores, ya veníamos desde hace más de un año desarrollando teletrabajo con gran éxito. La emergencia nos encontró con más de 100 personas remotas, por lo que pudimos replicar rápidamente nuestro esquema al resto del personal y las sedes», señala a iProUP Marcos González Bibolini, gerente de Recursos Humanos de Camuzzi.

El ejecutivo agrega que utilizan «PC portátiles para el todo el staff de Sede Central y parte del interior del país para que accedan a todos los archivos y sistemas utilizados en cada puesto como si estuvieron en la oficina».

Gabriela Kurincic, Head of Productivity de Havas, expresa a iProUP :»El trabajo remoto es todo un desafío por tratarse de una empresa con un número cercano a las 400 personas conectadas en Argentina«.

Esta firma posee data centers externos, almacenamiento en la nubeherramientas para compartir archivos y actualizarlos en línea, sistemas de monitoreo de los servidores que permiten detectar si algo está fallando, conexión remota a través del celular y protección de datos, y una plataforma para solicitar asistencia técnica a partir de «tickets». Para la conexión e interacción del staff y el desarrollo de videoconferencias utiliza Teams.

«Si bien ya contábamos con accesos remotos vía VPN, implementamos Cisco Webex Teams y Cisco Webex Meetings, que fueron claves para la comunicación y, especialmente, para sostener la frecuencia de reuniones de seguimiento de proyectos», señala Sandro Cosentino, gerente de RR.HH. de Newsan.

Sin embargo, destaca que el principal desafío es «integrar aquellos roles que no operan habitualmente con una PC, específicamente quienes realizan tareas manuales», ya que «una notebook no puede suplantar la infraestructura de una maquinaria de producción».

El sector bancario también se vio obligado a modificar su modalidad de trabajo. BBVA Argentina se logró adaptar rápida y eficazmente a las medidas del Gobierno. «Actualmente, el 90% de los colaboradores de áreas centrales está realizando sus tareas diarias a través de esta modalidad», detallan a iProUP desde la entidad, que implementó redes virtuales privadas.

Para ello, indican, «se lanzó un site corporativo con acceso a todos los empleados e información actualizada sobre las medidas de prevención y alertas emitidas por el sistema público de salud, como también las herramientas que permiten continuar trabajando en remoto».

En tanto, Santander Argentina posee más de 3.600 empleados trabajando desde sus casas y brindando sus servicios habituales, con las limitaciones que impone la cuarentena.

«Hemos sumado 1.500 notebooks y ampliado la cantidad de licencias VPN, el canal de comunicaciones seguro entre los colaboradores y las oficinas centrales, brindándoles todas las herramientas para que puedan realizar trabajo remoto sin poner en riesgo la seguridad de la información y las operaciones de nuestros clientes», afirma a iProUP Diego Salama, gerente de Tecnología y Operaciones.

En el caso de Grupo Sancor Seguros, Aixa Manelli, gerente de Tecnología , señala a iProUP que la coyuntura «implicó la revisión completa de la gestión, coordinación y comunicación, no solo dentro de cada equipo sino entre todas las áreas y con los Productores Asesores, clientes e, inclusive, con aquellos grupos externos con los que estamos relacionados».

«En cuanto al control de ingreso y egreso de usuarios, contamos con tres registros de auditoría: uno de conexiones por medio de las diferentes soluciones disponibles (VPN y escritorios remotos), otro de eventos de inicios de sesión en el dominio, y el tercero, de auditoría de las aplicaciones principales», añade.

Ana González, directora de Project Management de la firma de real state corporativo CBRE, asegura: «Llevamos muchos tiempo preparándonos tecnológicamente para el trabajo remoto, ya que nuestros clientes mayormente se encuentran fuera del país».

«Tenemos proyectos en fase de construcción cuya provisión de servicios se ha visto interrumpida inevitablemente por la cuarentena. Pero aquellos en fase de diseño o planeamiento podemos manejarlos vía reuniones virtuales semanales. Con la plataforma Zoom compartimos pantalla y reunirnos todo el equipo con excelentes resultados«, asegura.

María Pía Saraceni, Directora de Recursos Humanos de Pfizer Argentina, comparte con iProUP que «la posibilidad de trabajo remoto ya era una opción para nuestros colegas, y fue una medida que fomentamos anticipadamente para todos los colaboradores con funciones administrativas«.

Sebastian Vignals, Director de Recursos Humanos de Johnson & Johnson Latinamerica Sur, comenta que aplican el teletrabajo «tanto para los puestos administrativos, como para la fuerza de campo, que hoy migró a plataformas 100% virtuales a través de iCall«.

«Actualmente utilizamos Skype, Teams, e introducimos licencias de Zoom y otras herramientas de colaboración. Para seguir cumpliendo nuestro compromiso con la educación profesional médica, contamos con plataformas de webinars mucho más específicas», se explaya.

Con experiencia

En las tecnológicas, el teletrabajo ya está contemplado como un beneficio para los colaboradores, por lo que la adaptación se facilitó.

«Ya hacíamos home office mínimo una vez por semana y contamos con herramientas en la nube para hacerlo. Pero pasar a trabajar full time desde casa y no ir a la oficina para nada significó un cambio de paradigma importante «, remarca a iProUP Rubén Belluomo, gerente comercial de Infor Cono Sur.

Según el ejecutivo, cada sector tiene un monitoreo diferente, a saber:

– «Ventas usa un sistema de CRM (gestor de relaciones con los clientes) en el que todas las interacciones quedan plasmadas para saber exactamente qué sucede con cada uno»

– «Marketing hace su planeamiento en una herramienta y los leads generados quedan en el CRM que usa Ventas»

– «Administración y finanzas utiliza programas en la nube en el que se cargan todas las operaciones»

– «Soporte técnico tiene su propia plataforma en la que se cargan los incidentes, la evolución y su solución. Todos los procesos y evolución de las actividades quedan registrados en la nube»

Juan Martín del Campo, director regional de Latinoamérica para Palermitano Solutions, confía a iProUP que utilizan «un software de gestión llamado D-Tools, que permite monitorear la actividad en cada uno de los proyectos. Además, tenemos herramientas internas que llevan un control de las horas dedicadas a cada proyecto y las tareas y prioridades de cada integrante del equipo».

Más allá de que el home office no se trata de una herramienta «nueva»para el sector, Francisco Ronconi, Director HR de Intive, afirma: «Uno de los principales obstáculos resultó ser que nunca habíamos tenido la experiencia de trabajar con el equipo totalmente distribuido y esto requiere mayor esfuerzo en la coordinación«.

En este sentido, Luciano Ordóñez, socio de 7Puentes, indica a iProUP que «la cohesión del equipo se vio afectada, cuestión que atendimos prioritariamente y cuyas dificultades fuimos sorteando». Y agrega: «Ya veníamos trabajando con Slack, así que la interacción escrita con el equipo y clientes queda documentada en la nube«.

Seguramente esta pandemia marcará un antes y un después en la vida laboral. El hecho de que más personas realicen sus tareas desde el hogar, en medio de la crisis mundial, no hace otra cosa que abrir las puertas para anticiparse al futuro del trabajo, de la mano de innovaciones tecnológicas que van haciendo este proceso más fácil y, paradójicamente, más cercano.

 

FUENTE: IPROFESIONAL

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *